Archivo

Posts Tagged ‘viajes’

Peregrinación, Ciencias y Sufismo El arte islámico en Cisjordania y Gaza

marzo 28, 2010 1 comentario

Peregrinacion, Ciencias y Sufismo

 

Fuente

Antes del Sufismo

abril 26, 2009 3 comentarios

 

tras el velo

 

De mi cuaderno de notas 12-03-2002

Visita a Amina en la Mezquita.

Es la tercera visita que hago y hay una gran diferencia entre las tres. Hoy Amina pudo ver que, a pesar de todo, doy mi sonrisa. Y Amina está bastante sorprendida. Yo también, pero quizá no deba sorprenderme demasiado el hecho de que estoy encaminándome con pasos serenos por la senda de la verdad. El Islam. Quizá de todo esto solamente sepa algún día el verdadero motivo. Pero lo que se que ahora es importante, es ir adelante en muchas cosas en mi vida y recibir el apoyo y el amor que necesito. Todo ello supone un gran esfuerzo pero lo puedo al menos intentar. Si Dios me ayuda, quizás pueda alcanzar algunos de mis deseos más queridos. Recibir la ayuda que necesito a lo mejor sólo depende de mi. Pero me siento muy tranquila al pensar que al menos se que mi vida está en las manos de Dios y que sólo El puede mover los mundos, mover mi destino, sea cual sea el resultado, y que si me ofrezco completamente el bien, mi corazón triunfará. Hacer el bien todo momento es muy difícil, puesto soy una persona con defectos, pero cada vez intento ser mejor y sé que me queda mucho todavía, pero con la ayuda de Dios, será posible. Será posible. Será posible. Creo en Dios. Unico. Solamente El tiene mi corazón en su mano, mi vida en su soplo. Mi vida depende de su aliento y todo en mí depende de El. Si le pido que me ayude, lo hará, así que  soy un elemento creado por El.

 

Cuadernos de viaje

abril 26, 2009 1 comentario

 

qur'an

 

Tengo varios cuadernos en los que iba plasmando cuanto me sucedía, los pensamientos, los deseos, las expresiones que no comprendía todavía, durante mis viajes, diferentes lugares, distintas casas y gentes, y cuadernos que se amontonan ahora y que, al releerlos, me doy cuenta de que a veces anotaba cosas importantes sin fecha alguna, por lo que tengo que suponer a qué mes correspondían.

En mis cuadernos de notas (grandes, pequeños, gastados, semi-nuevos) no solo está lo que escribía, sinó también notas en árabe de personas con las cuales conviví, y quienes escribían lo que se les ocurría en el momento en referencia a nuestra amistad, a mi intención de abrazar poco a poco el camino del Islam, en mis búsquedas.

Me gustaría un día escanear dibujos, hechos por estas personas y por mí en las libretas, algunos son realmente ingenuos, llenos de sublimes verdades, de lucha interna, de esperanza.

Pero acabo de leer un texto que escribió a mano alguien a quien conocí, por casualidad y a través del cual muchas cosas cambiaron en mi vida: un gran regalo del Amado, inesperadamente, a través de este amigo, a quien conocí una mañana, en un recinto lleno de sabiduría.

Las cosas no fueron lo que se dice agradables para esta persona. Recuerdo el susto que me dí cuando supe que debía dejar su trabajo intempestivamente. Quizás esta persona no sabe que todavía guardo lo que escribió para mí una mañana. Estaba tan contento, feliz de compartir conmigo una amistad – que perdura a través de la distancia, aunque quizás no sabe que guardo aquí, en este cuaderno, lo que plasmó para siempre y que siempre guardaré como un regalo de alquien que me llevó por pasillos que terminaban en la puerta de un gran benefactor.

Me escribió algo, después de haberle yo mostrado un cuaderno con recuerdos de mi estancia en el desierto, y entonces él tomó una pluma, y…. se puso a escribir…

(He conservado el texto intacto, sin correcciones, ya que así es como le vino el deseo de escribir desde su corazón. Recuerdo que al leerlo, me vino a la mente algo relacionado con Cuba, sus gentes y su cariño que años antes experimenté y me hizo sentir feliz. Hoy, al releerlo, recuerdo su amistad, su compañerismo y también su terquedad. Fue un amigo a quien guardo en mi corazón y espero que él sepa donde esté que sus palabras siempre se quedaron conmigo.

“Un Rezo”

Dios, ayúdame a decir la verdad en frente de los fuertes,

y no decir la mentira para ganarme la aprobación de los débiles,

y ver la verdad.

No me dejes acusar a mis adversarios por la

traición porque estamos en desacuerdo.

Dios, si me das el dinero, no tomes mi felicididad,

si me das la fuerza, no tomes mi sabiduría,

y si me das el éxito, no tomes mi humildad,

y si me das la humildad, no me prives

de mi estimación propia.

Dios, enseñame a pedir cuentas de mi

mismo como pido cuentas de gente,

enséñame que la tolerancia es el

más alto grado de la fuerza.

Y que la venganza es el primer aspecto de la debilidad.

Dios, no me dejes estar orgulloso,

si realizo un éxito; ni estar  desesperado

si fracaso.

Acuérdame siempre que el fracaso

es las experiencias que preceden el éxito.

Dios, si me privas de dinero, dame la

esperanza,

Si me privas del éxito, dame la voluntad

fuerte para vencer el fracaso,

Y si me privas de la salud, dame la fe.

Dios, si ofiendo a la gente, dame el

valor de disculparme,

Y si la gente me ofiende, dame la

capacidad de perdonar.

Dios, si te olvido, Te ruego que no

me olvides de Tu Amnistía y Tu Caridad.

Eres el más Grande y el Omnipotente.

—————

Cuando busqué que te escribo, Mariam, no encontré que estas preciosas palabras

para ser en tu memoria para siempre.

Tu hermano en el Islam,

Mohamed Mohamed A.S.

Estas bellas palabras fueron escritas en el año 2002, creo que era Agosto, en pleno calor, o a lo mejor ya era septiembre. No puedo recordarlo exactamente.

Que Allah te bendiga siempre, mi estimado Mohammed. Y espero que tu padre esté de vuelta en casa, tras sus viajes a China en un barquero.

Ya Haqq!

Maryam