Archivo

Archive for 23 mayo 2009

El Collar Perdido de la Paloma

mayo 23, 2009 1 comentario

Fuente: Ideal.es – Granada

 

El Pabellón del Legado Andalusí del Parque de las Ciencias acogió el estreno de ‘El collar perdido de la paloma’, la última película del director tunecino Nacer Khemir. El autor de ‘El sabio sufí’ narra la historia de un niño de la Córdoba del siglo XI, «un estudiante de caligrafía que descubre que existen sesenta palabras para nombrar al amor y va en busca de ellas». El título procede del conocidísimo libro ‘El collar de la paloma’, un tratado sobre el amor que escribiera el cordobés Ibn Hazm. «He introducido la palabra ‘perdido’ al título de Ibn Hazm porque los árabes han perdido esa noción del amor que estaba en su cultura», señaló ayer el realizador y escritor tunecino.

 

Nacer, nacido en la localidad tunecina de Korba, se considera descendiente de andalusíes: «Yo soy andalusí», dijo el cineasta. Korba fue una de las ciudades que acogió a los moriscos expulsados de Al-Andalus. «Mi abuela era descendiente de aquellos expulsados», confesó el realizador. Se considera un cineasta «más andalusí que tunecino, porque al final todos nos convertimos en lo que amamos».

Uno de los mayores logros de este realizador ha sido la recuperación de la tradición oral, de los cuentacuentos árabes, como bien ha demostrado en su ya amplia bibliografía, un friso con las mejores historias fruto de sus muchas charlas en las medinas y zocos.

La tradición oral árabe

Nacer Khemir consideró que la literatura árabe se «fundamenta en dos libros, en el Corán y en ‘Las mil y una noches’, porque un libro nos dice el modelo de vida que debemos seguir, y el otro cómo nos gustaría vivir». «La cultura árabe -añadió- se encuentra entre esos dos textos y sólo tiene importancia un libro que contenga ambos principios, porque si no se crearía un desequilibrio».

¿Es valorado el pasado andalusí por España y Occidente, esa tradición cultural? La contestación de Nacer Khemir es negativa: «No, porque las sociedades occidentales quieren esconder las fuentes del Renacimiento como movimiento artístico, quieran anular el humanismo». El pensamiento del cineasta está más próximo al fin de las fronteras y a la desaparición de los límites entre Oriente y Occidente, «porque el Mediterráneo tiene dos orillas, la que mira al Norte existe porque está la del Sur», apuntó.

Sus películas, libros y narraciones están trufadas por el monotema del amor, porque «no hay nada más importante más allá del amor, que es la esencia pura del ser humano». «El tema del amor es muy amplio, y existe un pensador como Ibn Arabí, cuyos escritos de hace más de setecientos años se han extendido por todo el mundo, sus escrituras siguen vivas y se hacen más grandes porque de lo que habla es del amor», insistió Nacer Khemir.

Mantiene un concepto sufí de sus creaciones artísticas, porque «todo parte de lo espiritual, porque hoy se ha hecho del mundo mercancía y de las personas, consumidores». «Las personas las han transformado en trabajadores, que se utilizan y se tiran», añadió.

La Fundación Euroárabe, El Legado Andalusí y el Departamento de Filología Francesa fueron las instituciones que dieron cobertura a la exhibición de ‘El collar perdido de la paloma’, película traducida al español por los alumnos de la Facultad de Traductores.

Ensemble Ibn Arabi

mayo 14, 2009 Deja un comentario

La ilaha illa Allah

 

[YouTube=http://www.youtube.com/watch?v=b9I_t3NGY-E]
YouTube – Ensemble ibn arabi

 

Categorías:Música Sufí, Videos

Taller Conferencia en Buenos Aires. Sábado 9 de mayo

mayo 3, 2009 Deja un comentario

Para todos aquellos interesados en el tema y que se encuentran en Buenos Aires.

CASBAS: SE DICTARA UN TALLER SOBRE CRECIMIENTO PERSONAL

Su mensaje está basado en el trabajo personal y en el cambio a partir de la auto-observación. Centra su tarea en distintas herramientas de auto-conocimiento y superación.
Su filosofía se nutre de autores como Deepak Chopra, Anthony de Mello, Osho, Eileen Caddy y diversas fuentes como la metafísica y el sufismo, entre otros.
Como escritora ha editado 20 libros (incluidas varias novelas) encuadrados en la temática de auto-ayuda, donde temas profundos son tratados en un lenguaje coloquial y accesible que la caracteriza.
El sábado 9 de mayo dictará una conferencia  y  tomará contacto personal con quienes concurran y los organizadores informan que el taller tendrá una duración de aproximadamente tres horas. El taller tendrá lugar en el Centro Cultural Municipal a partir de las 17 h.

Tomado de LA OPINION

Al-Montahab

mayo 2, 2009 Deja un comentario

 

 01896010001

Hace un rato he tomado El Montahab y me he puesto a leer la Surat Maryam. De hecho, me gusta compartir lo que me ocurre cuando de repente al azar abro una página. Hoy han habido bastantes gritos cerca de donde vivo, el fútbol ha sido protagonista en la vida de muchas personas. Había alguien que salía a la calle a gritar. Sin embargo, he notado que su grito no era de júbilo, sinó más bien dejaba salir una gran cantidad de frustraciones. Era como si en vez de gritar, gritase de rabia, o de tristeza. Entonces pienso, esas personas es bueno que vean fútbol, es bueno que eso les ayude a sacar un grito que contiene miles de gritos callados. Es una forma de decir “Existo”, estoy harto, algo bueno después de tantas noticias desagradables, algo bueno, aunque no haya tocado ni un solo momento el balón. Es una forma de jugar con el ego de uno mismo. Y como debe ser, tengo que alegrarme de que algo les haga salir del tedio, de los problemas de trabajo, de las notias apabullantes, de la inseguridad y por qué no, de una tristeza o vacío, ahora transformada repentinamente en un segundo de felicidad. Y… tantas cosas me gustarían. Me gustaría que hirviesen de fervor por algo que nada tiene que ver con la competividad, ni con el ego, ni con la frustración. Me gustaría verlos jugar en un campo abierto, riendo, enfadándose de vez en cuanto, sin llegar a más, disfrutando del placer de sentirse partícipe y “decisivo” en el juego. Y por supuesto, me gustaría todavía más que los gritos fuesen de profunda felicidad compartida. Gritos de completa revelación por algo que no sabían, y como dice la surat Maryam, luego arrodillarse con lágrimas en los ojos.

Sin embargo, la tolerancia, el Amor, la comprensión nos es dada y es algo natural compartirla. Yo misma, al oír tanto griterío me he puesto a ver la televisión. Hoy es así. Mañana es fiesta. El Lunes vuelve la realidad, triste para algunos. Otra de las cosas que me hacen sentir que, lejos de todo esto, no necesito nada más. Todavía se escuchan gritos de rabia, pareciera que son de dolor.

721ma He comenzado a hablar de Al- Montahab. Y es que este gran libro me fue dado como regalo durante un viaje al Cairo. Eramos un grupo muy dicharachero y por diversos motivos nos teníamos que trasladar al Cairo muy de vez en cuando. A las seis salíamos y nos acercábamos a la parada de los autobuses. Muy cómodos, nunca me mareé durante los trayectos, y eso que eran autobuses sencillos. Cuando era la hora de rezar, según donde estuviéramos nos íbamos a una mezquita u otra, a veces incluso en pequeños centros de rezo, donde los baños para realizar el lavado, y prepararnos para el salat, son antiquísimos y en calles que ahora mismo no podría recordar.

Pero generalmente hacíamos lo posible para ir a la Mezquita de la Luz, un lugar clave en el mundo musulmán. Luego nos acercábamos a la Universidad Al-Azhar y a veces también al Centro de Estudios Americanos (otra universidad). Al-Azhar es un lugar hermoso. Allí hay una pequeña zona donde se vende Al-Montahab. Es lo que se denomina la “Explicación del Corán”, aunque muchas veces no puede explicar ciertas aleyas, ya que continúan siendo un misterio.

Me he levantado y decía en voz alta que deseaba paz y tranquilidad en estos días, y he abierto una página al azar: Maryam. Entonces he comenzado a leer la presentación en Español y luego, y eso sí que me gusta, aunque no entienda todas las palabras – y eso sabemos que no es precisamente lo esencial- si que me alegra cuando al leer comprendo nombres, palabras, e intento mantener las pausas, las no pausas, las posibles pausas entre cada aleya y cada frase de cada Surat. Tengo cassettes comprados en Egipto, pero aquí no tengo ningún aparato de cassette, por lo que tengo que ir a youtube si deseo escuchar las recitaciones. A veces lloro y no se que se dice y entonces el recitador se para o sigue pero llora también. Esto me ha ocurrido y me hace sentir viva, extrañamente viva, extrañamente plena, extrañamente feliz. Misteriosamente, más bien. Y entonces viene la sonrisa: evidencias que aún viendolas o sintiéndolas siguen siendo un completo misterio para nosotros. ¿Cómo es posible que esto o lo otro haya ocurrido? Lo vemos pero seguimos sorprendiéndonos.

En un lugar de este libro hay un papel con un número de teléfono. La fecha y luego una frase. No puedo descifrarla, no recuerdo quién me la dió. Y luego una hoja  (una nota que escribí,  escuchando las explicaciones, que había pedido a Amir), en la que se especifica y explica el significado de los símbolos que anteceden una pausa o que obligan a continuar, o dan la oportunidad de pararse, pero no en el otro punto.. y así. Y sé que es el aliento, es así como debe ser, por una razón todavía desconocida para mí, pero hay algo que sé, es el aliento de la vida. Controlamos nuesto aliento, nuestra respiración, para aprender a controlar nuestros estados anímicos, a controlarnos en nuestras adversidades. Ese es otro de los grandes poderes que tiene el Libro Sagrado.

En la primera página, de un día de Mayo de 2002 a las seis de la mañana, quien me obsequió con el libro dice entre otras cosas: Espero que al leer este libro te acuerdes de mí. Lo cierto es que tengo otros libros de la misma persona, y siempre lo recuerdo, y sé que él sabe que lo hago.

La primera vez que algo ocurrió y me hizo acercarme al Islam fue estando en casa con Randa, Mimi y su hermana mayor. Solíamos pasar las tardes en compañía, salíamos a visitar a amigos, a familares de ellas, y otras veces nos quedábamos en casa. Una vez, estando en la habitación, le dije a Randa: Randa, tú que tienes una voz muy bonita, léeme algo del Corán. Aunque no entienda nada. Pero léeme algo.

Randa tomó el Corán y comenzó a recitar, mientras nosotras estábamos ensimismadas, escuchando los pájaros cantar, el sol todavía dejando destellos a través de la ventana, y una paz increíble, pues estábamos rodeadas por el desierto, y aquella aldea no era muy grande. Mientras Randa recitaba, permanecíamos en silencio. Entonces, no sé exactamente en qué frase ocurrió, comenzó a suceder algo que me paralizó: oleadas de frío y calor recorrían todo mi cuerpo, todo mi ser, tan pronto como sentía frío, de repente sentía calor. Aquello fue tan inesperado e intenso que me puse a llorar, o quizá fue que el llorar era algo que formaba parte de todo aquello. Lloraba no de tristeza, no de alegría. Simplemente lloraba. Y mucho. Mis amigas se asustaron. Randa dejó de recitar. Me preguntaban qué me ocurría. Pero yo no podía apenas hablar, estaba como en un trance de mucha fuerza, imposible de apaciguarlo. Cuando me calmé, le dije a Randa que había dicho algo, no sabía lo que era, entonces apenas comprendia el Arabe, pero me sorpendí mucho al ver que Randa se emocionaba y las otras también. Yo no comprendía nada. Ellas decían “Es verdad, es verdad!” ¿Qué es verdad?, pregunté yo. Y ellas me dijeron que esta surat que Randa leía, sabían que tiene efectos muy poderosos, que hacen sentir esas cosas. Yo no sabía nada de todo eso. No sabía nada. Lo estaba descubriendo. No había leído nada, quería ir despacio, descubriendo yo misma, si algo había de descubrir. Randa me dijo que esta Surat es el corazón del Corán: Ya Sin. Entonces, sin darme cuenta, me sentí muy feliz, y sentí que algo había sucedido. Pero me sorprendió saber que estas cosas ya se habían dicho y yo….. estaba apenas descubriéndolas.

Por ello esta noche, al abrir Al-Montahab y ver que la surat es Maryam, ha sido como sentir que era algo para mí. Y esas son las cosas que maravillan, las sorpresas insesperadas, esos son los auténticos regalos que da la vida.

Gracias Dios mío.

Calle Ibn Arabi en Fortuna (Murcia)

mayo 1, 2009 Deja un comentario

 

calle ibn arabi

Fortuna

 

fortuna_camino

“Soy el siervo de la pasión y el siervo del Amado.
El fuego de la pasión abrasa mi corazón
y el Uno al que yo amo está en mi recuerdo.
La pasión se ha apoderado de las riendas de mi corazón
y dondequiera que dirija mi mirada
la pasión está frente a mí.”

Fortuna. Camino. Fotografía: Juanra

 

fortuna

Fotografía: invierno

 

balneario

Balneario de Fortuna. Fotografía: Frederick Chopin

 

IBN ARABI